Las voces de la vida -Sepur Zarco

thumb_DSC_0930_1024

Ellas mujeres mayas q´eqch´is esperaron más de 34 años para obtener justicia, por los vejámenes vividos por el ejército de Guatemala.

El destacamento de Sepur Zarco

El destacamento de Sepur Zarco se ubico en el municipio del Estor Izabal , y fue un centro de tortura, violencia y esclavitud sexual, para muchas mujeres mayas q´ueqchís que fueron víctimas del Ejército de Guatemala quienes cometieron estas violaciones y las esclavizaron domésticamente como también son ejecutores de la represión , asesinato y desaparición forzada de las comunidades aledañas al destacamento.

Los hechos ocurrieron en 1982 y 1983 en donde población de comunidades de Izabal y Alta Verapaz fueron víctimas de hechos de represión y violaciones de derechos humanos cometidas por el ejército de Guatemala.

A la mayoría de las mujeres de comunidades de estos municipios los detuvo el ejército aduciendo que apoyaban a la guerrilla, sin embargo esto no era así. Este pretexto lo utilizó el ejército de Guatemala como una mecanismo de guerra contra insurgente cometiendo crímenes y violaciones de derechos humanos en contra de población civil no combatiente , desarmada. Niños, mujeres, hombres, ancianos sufrieron la violencia y el terror Estatal.

Dentro de esto perdieron a sus familias, así como fueron despojadas de su territorio ellas y sus comunidades, muchos de los hombres detenidos por el ejército y posteriormente asesinados estaban organizándose para tener la legalidad de la tierra en donde vivían, fue por ello que Terratenientes del área solicitaron y avalaron el ingreso de varios destacamentos en la región , para asegurar mano de obra barata y ampliar sus fincas.

Fueron muchas familias las despojadas y obligadas a trabajar y servir al Ejército en el destacamento de Sepur Zarco, los hombres construyeron el destacamento con materiales que provenían de sus propias casas y las mujeres fueron esclavizadas sexualmente y domésticamente.

Sufrieron tortura, violencia sexual, asesinaron a muchas y muchos de ellos, algunas de las mujeres lograron huir a la montaña en donde perdieron a sus hijos por hambre , frio o susto.

thumb_DSC_0914_1024

La verdad de sus cuerpos llega a un tribunal

El 1 de febrero de 2016 , inicio el Juicio de Sepur Zarco en donde 15 mujeres q´ueqch´is dieron su testimonio y rompieron el silencio con el objetivo de contar la verdad de lo que les había sucedido a ellas y a sus comunidades.

El tribunal de Mayor Riesgo A , presidido por Jazmín Barrios escuchó testimonios y peritajes presentados por   las querellantes y por la defensa.

En menos de un mes la historia de las mujeres volvió a brotar para hacer eco en una sociedad que aún se niega a aceptar lo vivido durante la Guerra en Guatemala.

Durante el proceso la sala de vistas que muchas veces estuvo medio vacía , presencio la voz de varios y varias testigas y la de las sobrevivientes que narraron el horror vivido. Hoy esas palabras siguen resonando no solo en quienes asistieron a las audiencias, si no que también en el imaginario social y en el cuerpo de esté país.

“Fue el ejército” han dicho muchos de los testigos y testigas al nombrar a sus victimarios, ellos las violaron y esclavizaron sexualmente , las hicieron cocinar, lavar, limpiar para la tropa.

Fueron ellos también quienes les arrebataron a sus familias, a sus esposos, a sus hijos, ellos destruyeron la comunidad.

El ejército llegó y con ellos se poso el dolor , la angustia el miedo y el horror en su territorio, antes de ser violadas cuentan que vieron como torturaron a sus familiares,

“Vi como le ponían un alambre caliente en el oído” relata una de las testigas al narrar como pudo ver la tortura que le hicieron a su esposo.

thumb_DSC_1035_1024

Esteelmer Reyes Girón y Hediberto Asij, acusados en el proceso

Algunas de ellas eran muy jóvenes, otra un poco más mayores,   y todas después de presenciar los vejámenes que el ejército realizo en sus comunidades, se las llevó para esclavizarlas. El destacamento de Sepur Zarco estuvo instalado durante 6 años, en los cuales las mujeres fueron obligadas a hacer turnos semanales que duraban entre 6 y 8 meses. Posterior a ello tenían que seguir alimentado a los soldados con sus propios recursos.

Durante ese tiempo las esclavizaron , cada una esperaba su turno , muchas fueron violadas frente a sus hijos, otras fueron asesinadas como fue el caso de Dominga Coc que junto a sus hijas de entre 2 y cuatro años fueron asesinadas y enterradas en la orilla de un río en donde las mujeres iban a lavar y donde también eran violadas.

“No recuerdo cuantos eran” dice una de las testigas al referirse a la cantidad de soldados las violaron.

Tantos testimonios, sus voces y las de otros cuentan frente a un tribunal lo sucedido.

Un manto cubre el rostro de 14 mujeres q´eqch´is ellas se atrevieron a romper el silencio y a contar la verdad. En el 2011 cuando presentaron su testimonio como prueba anticipada al Tribunal de Mayor riesgo B, eran 15 las que dieron su voz sin embargo las ausencias siguen presentándose y en el 2013 Una de ellas Magdalena Pop falleció.

Con el rostro cubierto por un manto como lo han tenido durante todo el proceso de búsqueda de justicia, su presencia se impone en la sala de audiencia de la Corte Suprema de Justicia. A penas se percibe que puedan ver lo que sucede a su alrededor.

Sus manos y su cuerpo se encorvan como retorciéndose al escuchar a los y las testigos, pero también al escucharse nuevamente contar lo vivido ante el tribunal a través de los videos de prueba anticipada las hace reaccionar.

El manto que tapa la mitad de sus cuerpos y su rostro, también es parte de las secuelas del terror que dejó la represión en   su vida y en el imaginario social que las estigmatiza, criminaliza y culpabiliza, así como el miedo que aún prevalece porque la historia no a cambiado del todo, su pueblo aún sigue luchando por la vida y territorio, y los culpables de lo sucedido siguen aún en sus comunidades.

Y ahí siguen ellas a pesar del miedo , del silencio que duró mucho tiempo , a pesar del manto que no deja ver los surcos de su piel , la profundidad de sus ojos, debajo de la tela que les cubre, están mujeres que han resistido y que han roto con lo establecido.

thumb_DSC_0337_1024

Rompiendo con el estigma de la inmovilización que pretende dejar en el cuerpo de las mujeres la violencia sexual, rompiendo con lo que esperaban los agresores al querer a través de la violencia ejercida en sus cuerpos inmovilizar a las comunidades y de controlarlas, para despojarles de sus vidas y territorios, ellas junto a sus familias y pueblo siguen de pie luchando pero esperando encontrar justicia.

La sala de audiencias se torna a veces enorme, el Tribunal imponente en el centro de todo escucha y observa, ese Tribunal integrado por dos mujeres y un hombre será quien tendrá en sus manos la sentencia que marcará la historia de la vida de las mujeres será eso un paso más para el acceso a la justicia que ellas habrán logrado sea cual sea la sentencia, el Tribunal tuvo en sus manos todas las pruebas, las escuchó   tanto las jueces como el mundo conoció lo sucedido .

A los lados de las jueces, las mujeres sobrevivientes sentadas frente a dos de los perpetradores de las violaciones sufridas.

Los acusados un Teniente Coronel del Ejército de Guatemala Esteelmer Francisco Reyes Girón, se le juzga por los delitos de asesinato, delitos contra los deberes de humanidad en su forma esclavitud sexual, esclavitud doméstica y violencia sexual. El dirigía el destacamento en el momento en que sucedieron los hechos.

Reyes con facciones duras observa atento a todo lo que sucede a su alrededor, gesticula cada vez que escucha a una testigo, en su rostro se nota enojo, malestar, y por algunos momentos ironía, ningún rastro de asombro. Mantiene en su semblante el poder de su rango militar. Su actitud la mostró desde el momento en que no decidió declarar, la prepotencia de sus palabras al dirigirse al Tribunal, se visualizó ese primer día del Juicio.

thumb_DSC_9123_1024

Por otro lado está también el ex comisionado Militar Heriberto Valdez Asij o

“ Canche Asij” a quien se le juzga por los delitos de desaparición forzada, delitos contra los deberes de humanidad en su forma de violencia sexual. Varios testigos y testigas lo han señalado y reconocido durante el proceso.

Dentro de los testimonios presentados le han señalado como ser quien mostraba al Ejército donde estaban las comunidades así como también ha sido señalado como participó de las violaciones sexuales. Era policía Municipal de Panzos, algunos de los testigos recuerdan como cualquier tramite que se hiciera en la municipalidad primero pasaba por su conocimiento al estar siempre en la entrada de la misma.

De aspecto, desaliñado , cabello canado y apariencia de no saber lo que esta sucediendo, su semblante ha ido variando durante el proceso , el día que dio su declaración ante el tribunal dijo desconocer de lo que se le acusaban.

thumb_DSC_2142_1024

Durante días, las mujeres se han sentado en la misma postura, cabeza cubierta, alguna mueven las piernas otras les gana el cansancio y por momentos duermen, sus manos arreglan su manto.

Ellas saben que están por justicia, saben que rompieron con la mordaza, sin embargo en la sala nuevamente vuelven al silencio, escuchan atentas, alrededor un ambiente desconocido, un idioma que no es el suyo, narra su historia .

Imagino que en el fondo del ruido y de lo que sucede en la sala siguen escuchando sus propias voces, sus relatos, el de sus comunidades. Sus cuerpos se incorporan cuando escuchan en el idioma de sus abuelas y abuelos el q´eqchí lo que otros y ellas tuvieron que sufrir.

thumb_DSC_1183_1024

Muxuk era como se reconoce que las mujeres señalan la violencia sexual en su idioma, una traductora narra lo que las testigos relatan se escuchan llantos, lagrimas que dan cuenta de lo vivido.

Despúes de una larga espera , de años de búsqueda de justicia ellas esperan una sentencia condenatoria que marque el camino de la verdad, con su voz aportaron a la memoria colectiva al romper con el silencio marcaron un precedente histórico en donde hechos como estos no pueden quedar en la impunidad.

Ellas no son un “grupo de mujeres violadas” son mujeres que sufrieron violencia y esclavitud sexual, como miles de mujeres en Guatemala durante la guerra y en la actualidad en donde la violencia sexual sigue siendo una arma de inmovilización y del uso del cuerpo de las mujeres para plantar terror en la sociedad.

Son mujeres mayas q´eqch´is que en sus cuerpos también tienen la historia de la resistencia de los pueblos indígenas, que han luchado contra el sistema colonial, racista. Ellas no son “ las mujeres más débiles” vienen de una historia de fuerza , y lo demuestran al seguir en pie, al ponerse frente a frente ante sus agresores que son el Estado Guatemalteco y señalan la violencia atroz que esté generó en el pueblo.

Junto a ellas estamos muchas otra mujeres que también hemos roto silencios, al ver su lucha su fuerza sabemos que no estamos solas. Tampoco son “mujeres invisibles” los cuerpos de las mujeres jamás han sido invisibles para el poder prueba de ello a sido como se quiso a través de sus cuerpos aterrorizar , como se les vio siempre como una amenaza por que la vida para el terror de Estado es una amenaza.

Es por eso que esa represión fue tan atroz porque las comunidades y pueblos no eran ni son invisibles pero si se les ve como cuerpos no valorados, se deshumaniza. Lo vivido por las mujeres de Sepur Zarco da cuenta de que Guatemala es un país violado , esclavizado, despojado y que hoy en día aún ese sistema sigue generando violencia.

A pesar de eso nada pudo detener la resistencia de los pueblos pero sobre todo el de las mujeres mayas q´eqch´is que son las protagonistas de su historia y de la historia colectiva. Las mujeres siguen construyendo caminos de justicia , de verdad, de memoria y de vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s