Las mujeres contaban que eran violadas-Sepur Zarco

thumb_DSC_5856_1024

Sepur Zarco es una comunidad situada en la finca del mismo nombre, se encuentra ubicada en el municipio de El Estor, Izabal. Ahí fue instalado el destacamento militar de Sepur Zarco, durante la guerra interna en Guatemala este sirvió como un centro de recreación y descanso para los elementos del ejército. Entre los años 1982 y 1986 fue ahí que mujeres q’eqchi’ fueron víctimas de violencia y esclavitud sexual a manos del Ejército de Guatemala, quienes desaparecieron y asesinaron a sus esposos y destruyeron sus bienes, siendo posteriormente desplazadas para convertirlas en esclavas domésticas y sexuales lo que duraría meses y hasta años.

El 1 de febrero del presente año, el tribunal de Mayor Riesgo “A”, presidido por la Jueza Jazmín Barrios abrió el Juicio en donde se juzga a Esteelmer Francisco Reyes Girón, teniente Coronel del Ejército de Guatemala, por los delitos de asesinato, delitos contra los deberes de humanidad en su forma esclavitud sexual, esclavitud doméstica y violencia sexual y a Heriberto Valdez Asij, comisionado militar, por los delitos de desaparición forzada, delitos contra los deberes de humanidad en su forma de violencia sexual.

A pesar de la estrategia de presentar objeciones contra el Tribunal de Mayor Riesgo “A”, de parte del abogado Moisés Galindo defensor de Francisco Reyes Girón, el tribunal abre el proceso sin aceptar los alegatos del abogado.

El acusado Francisco Reyes Girón se negó a declarar y aduciendo que el Tribunal integrado   por los jueces Jazmín Barrios, Patricia Bustamante y Gerbi Sical, tenían enemistad hacía su persona. La Jueza Jazmín Barrios explicó al acusado y al público presente que el tribunal conocía a los acusados hasta el día de la apertura a juicio y que ellas como jueces eran elegidas por oposición y que no respondían a intereses, amistades o enemistades contra los acusados ni contra sus defensores.

thumb_DSC_6212_1024

El acusado Heriberto Asij , se declaró inocente y dijo desconocer de lo que se le acusaba, que el era agricultor y que había trabajado como Policía Municipal. Durante la Audiencia se expuso que el acusado Reyes Girón quien era Teniente Coronel del Destacamento de Sepur Zarco, con el fin de mantener el control de la población autorizó y consintió que soldados que estaban a su mando ejercieran violencia sexual, tratos inhumanos, crueles y humillantes contra las mujeres, todo esto de forma continua. Las mujeres tenían que cocinar y lavar para los soldados sin recibir ningún pago y ellas tenían que poner los alimentos y el jabón para estas actividades. Además sufrieron violaciones sexuales dentro del destacamento y en el río Sepur donde las mujeres eran custodiadas por el ejército para ir a lavar la ropa de los soldados.

“Además debían cocinar y lavar ropa con jabón que ellas mismas compraban, algunas de las víctimas fueron obligadas a trasladarse cerca del lugar conocido como Sepur Zarco, en aprovechamiento de su posición de mujer y donde residieron con sus hijos en viviendas improvisabas hechas con pedazos de nylon, debido a que sus esposos fueron desaparecidos, sus casas quemadas, bienes destruidos, cosechas y animales arrasados por militares, patrulleros de autodefensa, soldados del Ejército bajo el mando del acusado”.[1]

thumb_DSC_5945_1024

A Heriberto Valdez más conocido como “El Canche” según las investigaciones realizadas por el ministerio público de Guatemala se le señala de guiar a soldados y comisionados militares a la comunidad de Esperanza Panzos, en el departamento de Alta Verapaz, así como de iniciar un operativo militar en la comunidad en donde el ejército detuvo ilegalmente a 18 hombres que estaban organizándose para legalizar la tierras de la comunidad.

Tres testimonios fueron presentados en está primera audiencia, tres hombres mayas q´eqch´is contaron sobre las violaciones a las cuales ellos y sus comunidades fueron sometidos por parte del Ejército de Guatemala, pero también hablaron sobre como presenciaron las violaciones que se realizaban en el destacamento de Sepur Zarco contra las mujeres.

Pedro Cu , conto cómo fueron obligados a construir el destacamento. Para esto el ejército obligo a la población a desmantelar sus viviendas para que las laminas, palos y otros sirvieran en el destacamento.

“deshicieron las casas, cargamos los materiales, las laminas   y palos de nuestras casas sirvieron para construir el destacamento… fue grande el sufrimiento por lo que hicieron los soldados”

Pedro Cú habló también de cómo los hombres estaban separados de las mujeres y que se sabía que los soldados las violaban pero que ellos no podían ver, a parte de esto los tres testigos hablaron sobre como las mujeres eran obligadas a servir a los soldados. También dijo que estaba en el tribunal porque quiere justicia, así como encontrar a su hijo a quien se llevó el ejército cuanto el joven tenia 16 años.

Juan Maquín , otro testigo comento sobre todo lo que él y su familia vivió durante ese tiempo, también contó cómo las mujeres contaban sobre lo que sufrían a manos de los soldados.

thumb_DSC_6754_1024

“Las mujeres contaban que ellos les causaban mucho sufrimiento y las mujeres contaban que eran violadas”

El testigo también narró cómo Heriberto Valdez era quien acompañaba y enseñaba las comunidades a los soldados y que el mismo Heriberto se lo había comentado.

Rogelio Hüitz Chon, también señaló a ambos acusados durante su testimonio y mostro las cicatrices que tiene en su cuerpo producto de las violaciones del ejército. Rogelio fue detenido ilegalmente en el destacamento. Del Teniente Reyes, dijo que era quien estaba siempre en las operaciones y de Heriberto Reyes que era Policía Municipal de Panzos y que el era quien dirigía o mostraba a los militares las comunidades.

En los tres testimonios escuchados, se pudo notar el dolor, la impotencia y la búsqueda de justicia que se espera de este proceso. Las mujeres maya q´e qchi’ víctimas de estas violaciones y quienes dieron su voz para poder llegar a este proceso estuvieron presentes durante la audiencia, rompiendo con el miedo para poder mostrar la verdad de sus cuerpos de su lucha. El juicio continúa y las víctimas esperan que se pueda condenar a los culpables.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

[1]Fiscalía de derechos humanos del Ministerio Público durante audiencia de apertura a juicio.

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s