Estamos organizadas y queremos que se nos escuche

thumb_DSC_8512_1024

Por Cristina Chiquin 

La resolución 1325 surgió en el año 2000 y es la primera resolución del Consejo en que se trató el efecto desproporcionado y singular del conflicto armado en las mujeres.La Resolución 1325 llega a 15 años de vigencia en el 2015. El proceso 1325 + 15 incluye una revisión global de los avances y retos en la implementación de la resolución, con miras a fortalecer su cumplimiento.En el 2015, Guatemala se une al proceso global 1325+15, propiciando los Diálogos entre mujeres constructoras de paz sobre las reformas del Estado y la Agenda Global Mujeres, Paz y Seguridad con el propósito de facilitar la construcción de una propuesta desde la mirada y el liderazgo de las mujeres*

En esta resolución se subraya la importancia de que las mujeres participen en pie de igualdad e intervengan plenamente en la prevención y solución de los conflictos, la consolidación de la paz y el mantenimiento de la paz. También insta a los Estados Miembros a que garanticen la participación en pie de igualdad y la plena participación en todos los esfuerzos para mantener y promover la paz y la seguridad e insta a todos los agentes a que aumenten la representación de la mujer e incorporen una perspectiva de género en todas las esferas de la consolidación de la paz”[1]

“Cada mujer que estamos aquí traemos peticiones diferentes y queremos que se nos escuché”

El 29 y 30 de octubre diversas mujeres que defienden su territorio y que luchan por la justicia y la memoria se reunieron para hablar sobre las propuestas que han realizado para generar reformas de Estado y una propuesta para la agenda global Mujeres, Paz y seguridad.

En este encuentro se hablo sobre el continuum de la violencia, las violaciones a derechos humanos y los pueblos que cometió el Estado durante el conflicto armado interno siguen existiendo.

En un contexto como el que se vive en el país no se puede hablar de paz cuando las condiciones sociales, políticas y económicas no son equitativas , la violencia en el país y en la región sigue existiendo así como la persecución a las luchas de los pueblos por defender su territorio y vida,   y son las mujeres quienes han estado al frente de muchas de estas luchas, por la lucha de la justicia, el territorio, la memoria, y la lucha por sus cuerpos.

Los acuerdos de Paz no se han cumplido y mucha de la institucionalidad creada para defender y velar por los derechos de las mujeres y los pueblos no ha funcionado o ha sido eliminada del Estado.

“Se nos señaliza de que somos terroristas y se criminaliza la lucha de las mujeres, el gobierno no sabe dialogar con los pueblos indígenas”

Por otra parte el Estado sigue garantizando los intereses de sectores empresariales y trasnacionales, las mujeres y los pueblos son criminalizados , perseguidos y sigue existiendo. Por otra parte la lucha por la justicia se ve amenazada al no reconocer sentencias como la de Genocidio, el Estado sigue vulnerando a las victimas del conflicto armado interno y sigue protegiendo a los intereses del Ejercito y oligarquía del país.

El sistema que se implementa es ajeno, a las necesidades de la población

“Cuando hablamos de desarrollo , de que desarrollo se esta proponiendo, no se aborda la violencia contra las mujeres, la violencia contra los pueblos, y entonces de que desarrollo estamos hablando y la ley es como una trampa a veces se dice que participemos pero ahí ven como van a participar…entonces es importante que los acuerdos de Paz no queden solo como acuerdos políticos es importante que se conviertan en ley” 

Dentro del encuentro , hubieron representantes de diferentes instancias como Policía Nacional Civil , Ministerio Público, Programa Nacional de resarcimiento, quienes escucharon y compartieron con las mujeres que luchan por la vida y la justicia.

Las preocupaciones de las mujeres eran diversas pero sobre todo estaban centradas en la defensa del territorio ante las empresas trasnacionales y nacionales que despojan a los pueblos de sus territorios, a través de megaproyectos como Hidroeléctricas, mineras, entre otros. También la preocupación por la persecución y la violencia que sigue existiendo contras los pueblos y contra las mujeres. La pobreza y la inequidad, que existe en el país específicamente con las mujeres. Por otra parte tambien se denunció la violencia sexual, que se utilizo y se sigue utilizando como una arma de guerra y de represión contra las mujeres y contra las comunidades.

Los mecanismos que los pueblos indígenas han abordado para defender su territorio como las consultas comunitarias y el convenio 169 de la OIT , también ha sido censurado y violentado por el Gobierno de Guatemala quien irrespeta las consultas comunitarias   y no realiza las mismas antes de establecer proyectos que afectan a las comunidades. Dentro de esto también las mujeres pidieron que se reconozca las autoridades ancestrales y el respeto de las resoluciones que toman las autoridades ancestrales.

Otro de los aspectos que se trataron fue la corrupción que existe en el gobierno central y en los gobiernos locales por lo que pidieron que se investiguen los hechos de corrupción.

El acceso a la justicia sigue siendo un pendiente para los pueblos , a pesar de la lucha que sigue por parte de las víctimas de sancionar estos casos, el ejemplo fue el caso por genocidio que fue negado por el gobierno y donde un tribunal había emitido la sentencia contra Efraín Ríos Montt y luego días después la Corte de Constitucionalidad deja sin efecto esta sentencia.

“En el caso por Genocidio cuando nosotras estuvimos acompañando a las testigas hemos sido perseguidas, amenazadas, y no hay justicia, dijeron que había que al señor había que dejarlo libre …entonces nosotros como el área Ixil, que hemos sufrido, nuestros abuelos han muerto y dejaron sus historias …pero no creen en nuestros testimonios…hay mujeres tienen historias aterradoras de violencia sexual y no nos creen.. por eso pedimos justicia, traemos esa propuesta y esperamos que se nos tome en cuenta con nuestras peticiones”

Por otra parte se denuncia que operadores de justicia como lo es el caso del ministerio Público no responde a las demandas y denuncias de las mujeres

“En el caso del ixil, el ministerio Público cuando tienen casos especiales, las mujeres ponen su denuncia y el MP dice bueno vienen mañana , vienen en la tarde, entonces muchas de las mujeres que viven en comunidades lejanas, ellas se desesperan y ya no quieren seguir por cuestiones económicas , otra de las cosas que se denuncia es que el ministerio publico para atender a las mujeres pide un abogado, muchas mujeres no tienen posibilidad de pagar un abogado y se desesperan…no respetan el derecho de los pueblos y el derecho de las mujeres”

“Nosotras tenemos el compromiso de seguir organizadas”

las mujeres reunidas en el encuentro realizaron entonces un documento que recoge las demandas diversas que existen , pero el compromiso por seguir luchando por sus territorios, vidas, por la memoria , la verdad y la justicia continúa.

Si bien la violencia del Estado sigue, la resistencia y la lucha de las mujeres se mantiene, pero es necesario señalar a quienes siguen generando terror en los pueblos

La Paz solo puede obtenerse hasta que se haga justicia, y cuando se respete la vida de las mujeres, la vida de los pueblos los territorios, cuando esta constante violencia hacia los pueblos se detenga, cuando cese el despojo, de la vida de la memoria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

——————————

*Nota Conceptual documento sobre resolución1325 ONU Mujeres

[1] http://www.un.org/es/peacekeeping/issues/women/wps.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s