“La verdad de nuestros cuerpos” Caso Sepur Zarco se va a Juicio

10407564_739452616122043_2700430705332161103_n

Cristina Chiquin-Mujeres Ixchel

«La violencia sexual en los conflictos debe considerarse como el crimen de guerra que es; ya no puede considerarse como un daño colateral desafortunado de las guerras» Zainab Hawa Bangura, Representante Especial de las Naciones Unidas sobre la violencia sexual en los conflictos

Las mujeres víctimas sobrevivientes del Caso de Sepur Zarco vieron materializada su lucha y resistencia el día 14 de Octubre del 2014, cuando el Juez Miguel Ángel Gálvez del Juzgado de Mayor riesgo B, resolvió la apertura a juicio en contra de él ex al teniente Steelmer Reyes Girón a esté último se le acusa de delitos contra los deberes de humanidad en su forma de violencia Sexual, esclavitud Sexual y esclavitud doméstica en contra de 11 mujeres q`eqchi así como por el asesinato en contra de Dominga Choc y sus dos hijas menores de edad, Anita y Hermelinda Choc Pop.

A Heriberto Valdés Asij se le lleva a juicio por desaparición forzada realizada el 25 de agosto de 1982 de de 7 campesinos q`eqchi`s y delitos contra los deberes de humanidad en su forma de violencia Sexual , sobre dos mujeres .

1016570_739453106121994_8064296850998030025_n
El destacamento militar de Sepur Zarco, durante la guerra interna en Guatemala sirvió como un centro de recreación y descanso para los elementos del ejército fue ahí que en los años de 1982 y 1986 que mujeres Q`eqchi`s fueron víctimas de violencia y esclavitud sexual a manos del Ejército de Guatemala, quienes desaparecieron y asesinaron a sus esposos y destruyeron sus bienes, siendo posteriormente desplazadas para convertirlas en esclavas domésticas y sexuales lo que duraría meses y hasta años.

Durante la audiencia el Juez Miguel Ángel Gálvez hizo un recorrido sobre los testimonios presentados como prueba anticipada de 15 mujeres y 4 hombres Q`eqchi` , así como otros medios de prueba que se ha presentado durante el proceso todo esto para poder mostrar las causas del porqué se da la apertura a juicio.

“Dentro de las declaraciones de las personas y dentro de las documentos incorporados es evidente que se dio violencia sexual y violación contra las mujeres”

Cabe resaltar que la violación sexual se enmarca dentro de los delitos contra la libertad y seguridad sexual artículos 173, 174; genocidio artículo 376 y como delitos contra los deberes de humanidad artículo 378 del Código Penal Guatemalteco, los delitos antes descritos, por su naturaleza, son de acción pública e imprescriptibles.

La violación sexual fue utilizada por el Estado como parte de una política contrainsurgente y fue un instrumento de guerra y una herramienta para generar terror en la población teniendo impacto en el cuerpo y vida de las mujeres y de toda la comunidad.

Según la Comisión para el Esclarecimiento Histórico “las cifras de violación sexual, muestran un subregistro…en relación a otras violaciones de derechos humanos…”, registró 1465 hechos de violación sexual, de los cuales pudo documentar 285 casos. Este tipo de violencia estuvo dirigida en un 99% contra mujeres, siendo indígenas la gran mayoría de ellas (80%).

Es así como después de más de 30 años se va rompiendo el silencio, y fueron 11 mujeres quienes con su testimonio y lucha buscan justicia ante este nuevo camino que representa el juicio en donde se definirá la sentencia contra los acusados.
Demecia Yat víctima y querellante pidió durante la audiencia pronunciarse

“Nosotros no estamos inventando , nosotros vivimos y sufrimos con nuestro propios cuerpos…estoy aquí ante la ley para que se juzguen los hechos y para que nos se vuelva a repetir porque nosotras sufrimos con nuestra propia carne, lo que nosotros estamos diciendo no es la mentira es la verdad de lo que sufrimos “

Ya en Guatemala durante el juicio por Genocidio se logro reconocer la violencia sexual contra mujeres del pueblo Maya Ixil , donde se estableció que la violencia sexual y la violencia contra las mujeres era un crimen de guerra y una estrategia genocida.

Queda esperar entonces esté histórico juicio en donde se pueda nuevamente mostrar la verdad de lo vivido por las comunidades específicamente de las mujeres que hoy sacan su voz y su cuerpo para pedir justicia, así como de las que perdieron la vida a manos de las fuerzas estatales de terror que intentaron destruir a la población.

Es necesario que estos crímenes no queden en la impunidad , para que no se sigan repitiendo, aún hoy en día después de la firma de la paz, la violencia contra la mujer y la violencia sexual siguen siendo una estrategia de control sobre el cuerpo de las mujeres pero también de la sociedad.

Luz Piedad Caceido investigadora colombiana refiere La única arma que no se entrega una vez firmada la paz es la que puede violar a una mujer, es así como el poder ir rompiendo con la impunidad e ir mostrando la verdad de lo sucedido es necesario para lograr la justicia y poder ir rompiendo con la impunidad de la violencia estatal contra los pueblos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s